Deseos y quereres

Ando envuelta en la lectura de un libro que me autorregalé hace unos meses y que me atrapó por la carátula robusta y decorada, por la tipografía, por el rojo brillante del canto de las páginas, por la delicadeza de las ilustraciones…, hasta por su tamaño grande y pesado. Ese marketing tan estudiado en las ventas que me atrapó. Es la edición completa de Alicia, de Lewis Carroll, en una nueva reimpresión. Una más en los ciento cincuenta años de reimpresiones de este libro tan antiguo. Y tan conocido incluso entre quienes no se han zambullido en sus páginas. El autor del prólogo de esta edición explica que en ocasiones se ha dicho que los libros de Alicia han sido “el origen de toda la literatura infantil posterior”. No sé si será así, pero este libro no me parece que sea solo cosa de niños.  seguir leyendo